Reflexión y Creación

Sobre Moraldi

Reflexión y Creación

Sobre Moraldi

Reflexión y Creación

Sobre Moraldi

Reflexión y Creación

Sobre Moraldi

Moraldi, reflexión y creación

Remotamente figurativa fue en su momento la pintura de Moraldi. Pero de eso hace ya bastante y el camino -pertinaz él y decidido- le llevó adonde había, sin duda, de llevarle. El momento es otro. Una abstracción plena de registros. Arriesgadas -y desnudas- composiciones donde, una y otra vez, alcanza la osadía buen puerto.

Si era entonces su pintura, hasta cierto punto, discurso -discurrir y discursear plásticos- acerca de una realidad exterior o ajena, ésta se ha ido ensimismando con el paso del tiempo y se ha vuelto reflexiva, de manera que, vuelta sobre sí, de sí misma nos habla. Casi metapintura.

En este sentido, la obra de Moraldi es plenamente pictórica, profundamente plástica. El objeto que dice es también el objeto dicho. No hay una razón ajena a lo plástico que luego en lo plástico busque traducción y comunicación. Es reflexión sobre el arte desde el arte. Pintura que remite a sí misma. Que no representa, no, sino que es. Y así, siendo, se presenta ante nosotros.

Moraldi no lee y relee la realidad otra para darnos, acerca de ella, visión, interpretación o relato. Moraldi crea realidad.

Toda su trayectoria -que él recupera aquí o allá cuando lo estima oportuno o pertinente- reaparece, persistencia de lecciones aprendidas, una y otra vez en sus obras, gratitud ante las fuentes más nutritivas y diversas. Esto enriquece. Al autor. A su obra. Y a quien la contempla y, desde sí, la recrea y se la apropia, pues amplios márgenes deja su obra siempre abierta para la glosa participativa y el remate particular y provisional.

Por eso no ha de extrañarnos que, en su ya vasta obra -trabajador incansable de búsqueda sabia y hallazgo humilde- se reencuentren y hermanen maneras distintas, estilos incluso divergentes que responden a épocas y momentos también diferentes nunca del todo abandonados.

No es difícil que quien con tanta constancia y saber busca, encuentre con frecuencia y con acierto. Una obra, pues, llena de hallazgos. Pero hallazgos propios, claro está, de una mirada altamente adiestrada y la pericia propia de un oficio sin descanso.

Jesús Romero
Director del Museo de la Ciudad de Chiclana de la Frontera (Cádiz – España)

Enlaces

Video

Juan Moraldi en Facebook

www.facebook.com/juanantonio.gonzalezmoraldi

Juan Moraldi Galería Virtual

www.virtualgallery.com/galleries/moraldi_a11565/intima_realidad_s2119

Juan Moraldi en PETIT ART

OBRAS EN PEQUEÑO FORMATO, SUIZA